¿Ya está registrado?

Por favor ingrese su correo electrónico y contraseña para acceder a su cuenta

¿Olvidó su usuario o contraseña?

¿No está registrado?

Obtenga todos los beneficios de su membresía en SEIU. ¡Regístrese ahora!

Registrarse
Bases para la creación de una estrategia financiera

Bases para la creación de una estrategia financiera

Nociones clave

  • ¿Necesitas priorizar? Sugerencia: tu futuro es lo primero
  • Los pagos mínimos de tarjetas de crédito pueden maximizar el dolor a largo plazo
  • Atrévete a soñar, pero hazlo con fondos por separado.

Crees que obtienes suficiente dinero para cubrir tus gastos, pero siempre haces malabares con el dinero para pagar tus facturas a tiempo. El dinero parece ser un problema que debes ordenar constantemente. Además, no tienes idea de si vas a tener suficientes ahorros para la jubilación y para vivir en tus últimos años y no estás seguro de si tienes lo suficiente para estar tranquilo.

Lo que necesitas es una estrategia. Si no tienes una estrategia puede ser porque simplemente no sabes por dónde empezar y qué incluir. Todo lo que precisas para empezar son algunos conceptos básicos y administrar tu dinero de forma eficiente.

Crea un presupuesto
Tienes que saber cuánto estás gastando frente a cuánto estás ganando. Comienza a presupuestar anotando todo lo que gastas cada mes. A continuación, pregúntate si así es cómo quieres gastar tu dinero. ¿Realmente quieres gastar tanto en restaurantes como lo haces? ¿Los gastos en ropa son demasiado altos? Toma algunas decisiones sobre tu presupuesto ideal en lugar de simplemente vivir con el que has improvisado.

Consejo: Fíjate primero en tus gastos necesarios y luego mira cómo gastas tu dinero libremente.

Controla tu deuda
Puedes haber incluido los pagos mínimos de tarjeta de crédito en tu presupuesto. Piénsalo de nuevo, hacer los pagos mínimos puede significar que te tomará décadas pagar incluso una pequeña deuda. Ajusta tu presupuesto a fin de que realices más que los pagos mínimos.

Otros tipos de deuda tienen opciones que te permiten pagar en un tiempo determinado como, por ejemplo, cinco años. Puede que no necesites hacer pagos más grandes sobre esas deudas.

Consejo: Es posible que desees considerar la posibilidad de consolidar la deuda de tarjetas de crédito con un préstamo del banco y así evitar la trampa del pago mínimo. El banco establecerá un monto de pago que puede ayudarte a cubrir el préstamo en un plazo de tiempo razonable. Ajusta tu presupuesto para incluir cualquier pago adicional de deudas que necesites hacer por encima de los mínimos.

Planifica para la jubilación
Si no tienes ahorros para la jubilación empieza de inmediato. Busca primero el dinero libre, algunos empleadores igualarán tus aportes a un 401(k) y algunos incluso contribuirán a un fondo de jubilación sea que pagues por él o no. Si tienes un negocio podrías estar en capacidad de crear un SEP IRA, en el que puedes hacer contribuciones voluntarias. Esto puede reducir tus impuestos y sumar a tus ahorros para la jubilación.

Consejo: Si tu empleador no ofrece planes de jubilación considera la posibilidad de abrir tu propia IRA tradicional o Roth IRA. Ahora vuelve al presupuesto e incluye tus aportes de jubilación.

Destina dinero para imprevistos
Las emergencias ocurren y los gastos imprevistos surgen. Debes destinar recursos suficientes para que las necesidades financieras repentinas no desajusten tu presupuesto. El dinero para imprevistos puede ser un reto. Parece que siempre ocurre algo que te impide destinar esta clase de dinero, pero tienes que disciplinarte ahorrando un poco cada mes. Comienza de a poco y verás que este crecerá.

Consejo: Idealmente deberías haber ahorrado lo suficiente para cubrir tus gastos de manutención para un período de seis meses a un año en caso de que pierdas tu trabajo.

Obtén cobertura de seguros
No puedes ahorrar suficiente dinero para cubrir los tipos de eventos que el seguro cubre. La mayoría de los expertos financieros están de acuerdo en que, como mínimo, necesitas seguro de vida, seguro de salud, seguro de automóvil y seguro de vivienda. Puede que desees pensar en asuntos como seguro para cuidado a largo plazo y seguro por incapacidad después de tener las coberturas básicas en orden. Todos estos costos pueden visualizarse en forma de primas mensuales. Así que es hora de agregar esas primas a tu presupuesto si aún no lo has hecho.

Consejo: Algunos empleadores ofrecen seguro de vida gratuito equivalente a un año de tu salario. Pregunta por él en el trabajo.

Financia tus sueños
Toma tus sueños en serio. Si deseas viajar, enviar a tus hijos a la universidad o comprar un bote, debes ahorrar dinero para que esos sueños se hagan realidad. Ciertamente, no puedes recortar tus facturas para ahorrar por un sueño, pero sí puedes reconocer cuánto costarán estos sueños. Recopila algunas cifras y estima qué necesitarás para invertir o ahorrar para alcanzar tus sueños.

Consejo: Abre una cuenta separada de todas las demás y deposita el dinero que tengas como excedente, como cualquier factura que hayas dejado al día antes del día de pago, esto puede ayudarte a financiar tus sueños.

Hazte cargo de tus herederos
Pregunta por testamentos y fideicomisos, ambos ofrecen formas de transferir tus activos a tus seres queridos. La buena noticia es que estas acciones, generalmente, implican un costo una sola vez, así que no tienes que añadirlas a tu presupuesto mensual.

Consejo: Asegúrate de que todos tus documentos están al día con los debidos beneficiarios. Esto incluye cuentas de jubilación, pólizas de seguros y documentos de seguro de vida.

1022890-00001-00

¿necesita ayuda? contáctenos
ícono alcancía
CONSEJOS FINANCIEROS
Seis razones por las que (probablemente) necesitas un asesor financiero

Seis razones por las que (probablemente) necesitas un asesor financiero

Puede ser difícil admitir que se necesita ayuda, pero la alternativa puede ser dura y costosa la lección. Los asesores financieros...