¿Ya está registrado?

Por favor ingrese su correo electrónico y contraseña para acceder a su cuenta

¿Olvidó su usuario o contraseña?

¿No está registrado?

Obtenga todos los beneficios de su membresía en SEIU. ¡Regístrese ahora!

Registrarse
Seis mitos sobre el seguro de vida

SEIS MITOS SOBRE LOS SEGUROS DE VIDA

No deje que estos conceptos erróneos le impidan tener la cobertura de seguro que pueda necesitar.

Por SEIU Member Benefits

Es probable que entienda el valor del seguro de vida. En caso de que un ser querido fallezca, la cobertura puede ayudar a pagar los gastos finales, las deudas y los préstamos; proporcionar unos ingresos constantes durante un periodo de tiempo; financiar la matrícula universitaria y mucho más. Sin embargo, según LIMRA, solo seis de cada diez estadounidenses tienen un seguro de vida*.

En un esfuerzo continuo por promover la importancia de la concienciación sobre el seguro de vida, Beneficios para Miembros de SEIU quiere ayudar a desmentir seis mitos comunes sobre la cobertura del seguro de vida:

1. Solo los sostenedores de familia necesitan un seguro de vida. Si no es el principal proveedor de ingresos de su familia, puede pensar que no necesita cobertura. Piénselo de nuevo. Aunque no sea el sostén de la familia, sigue obteniendo valiosos ingresos o prestando servicios al hogar. Los padres que se quedan en casa realizan tareas que tendrán que complementarse o sustituirse. También es posible que el sostén de la familia tenga que trabajar menos o aceptar otro trabajo mientras la familia se adapta a un hogar monoparental.

2. Invertir mi dinero es más inteligente que comprar un seguro de vida. Si tiene un millón de dólares en activos líquidos, puede que no necesite un seguro de vida; sin embargo, depender únicamente de sus inversiones puede ser arriesgado, especialmente si tiene hijos o un cónyuge que dependen de sus ingresos.

3. No necesita más cobertura que la que le proporciona su empresa. Los empleadores pueden proporcionar una gran prestación de seguro de vida gratuita o de bajo coste. Sin embargo, es posible que estas pólizas no ofrezcan suficiente cobertura para ayudar a proteger a sus seres queridos.

4. No necesito un seguro de vida si no tengo personas que dependan de mí. Al fallecer, los gastos funerarios, las facturas médicas y las deudas se transfieren a los parientes más cercanos. Contar con una cobertura le ayudará a proteger su legado, ya que le ayudará a no dejar una carga financiera a sus seres queridos.

5. El seguro de vida es caro. Muchas personas sobrestiman el coste del seguro de vida. Cuando investigue qué tipo de póliza comprar, piense en por qué necesita la cobertura y a qué sustituiría el dinero. En función de sus respuestas, un plan de menor coste con una cobertura mínima podría ser ideal para usted. Asegúrese de comparar los presupuestos para asegurarse de que obtiene la mejor oferta. Sepa que el poder de compra de grandes grupos, como la SEIU, puede ayudar a que la cobertura sea más asequible.

6. Estoy sano. No necesito un seguro de vida. El mejor momento para contratar un seguro de vida es cuando se es joven y sano. Las primas aumentan a medida que envejece y tiene más problemas de salud. Y aunque esté sano, nunca se sabe cuándo puede ocurrir lo inesperado, como un accidente de coche.

Tenga en cuenta que no todos los seguros son iguales. Es importante considerar la estabilidad financiera de su compañía de seguros antes de comprar la cobertura porque su aseguradora tendrá una obligación financiera continua con usted. Puede hacer clic aquí para ver los programas de seguro que ofrece SEIU y obtener más información sobre esta cobertura diseñada pensando en los miembros de SEIU y sus familias.

*Fuente: http://www.limra.com/uploadedFiles/limra.com/LIMRA_Root/Posts/PR/LIAM/PDF/Facts-of-Life_2017(1).pdf, LIMRA website, 2017

¿necesita ayuda? contáctenos