¿Ya está registrado?

Por favor ingrese su correo electrónico y contraseña para acceder a su cuenta

¿Olvidó su usuario o contraseña?

¿No está registrado?

Obtenga todos los beneficios de su membresía en SEIU. ¡Regístrese ahora!

Registrarse

CÓMO PAGAR UNA FACTURA TRIBUTARIA INESPERADA

El pago insuficiente de impuestos puede convertirse en una sorpresa bastante desagradable el 17 de mayo. Conozca las opciones que pueden brindarle un alivio financiero.

Por SEIU Member Benefits

Tal vez no le fue retenido lo suficiente, se olvidó de pagar los impuestos estimados para un trabajo adicional o cometió otro tipo de error involuntario y ahora debe pagar la factura tributaria que le espera. Esto les sucede a muchos estadounidenses cada año, y, en ciertos casos, se les dificulta ponerse al día con lo que deben.

Ahora es más complicado que nunca, ya que el nuevo formulario W-4 implementado en 2020 como parte de la Ley de Recortes de Impuestos y Empleos afectó las retenciones de las nóminas. Si usted no actualizó sus retenciones en 2020, es posible que haya recibido un poco más en su nómina a lo largo del año, pero eso también quiere decir que podría terminar debiendo más de lo normal en impuestos al presentar su declaración en 2021.

Además, si ha recibido algún tipo de beneficios por desempleo en 2020 y no se le retuvieron impuestosd, eso también puede aumentar lo que deberá en la temporada impositiva de 2021. El Plan de Rescate Estadounidense, el último paquete de ayuda por el coronavirus aprobado a mediados de marzo de 2021, incluye una exención al impuesto federal sobre la renta sobre los primeros US$ 10,200 en beneficios por desempleo recibidos en 2020 por las personas que tenían un ingreso menor a US$ 150,000.

Las consecuencias de una factura tributaria elevada e inesperada puede resultar muy costosa: si no puede pagar los impuestos adeudados antes de la fecha límite de la declaración original, estará sujeto a intereses y multas por pago tardío, de acuerdo con el IRS. Este aconseja a los contribuyentes que se encuentran en esta situación el presentar la declaración a tiempo, incluso si no les es posible pagar todo el saldo. Y lo mejor es pagar ese saldo lo antes posible para evitar cargos adicionales. En específico, los cargos adicionales pudieran ascender a recargos del 5% de los impuestos adeudados por cada mes, o fracción de mes, en que la declaración esté atrasada, de acuerdo con Mark Luscombe, analista tributario federal titular en Wolters Kluwer Tax & Accounting.

“Hace varios años, el IRS emitió nuevas normas para ayudar a amortiguar el impacto para estos contribuyentes”, comenta Luscombe, “incluyendo el aumento del límite en el que el IRS presenta un gravamen contra su propiedad, cuenta bancaria o salarios, lo que afectará las calificaciones crediticias. No obstante, a pesar de los cambios, usted se seguirá enfrentando a una serie de problemas por no pagar en el momento debido y es necesario que entienda las opciones disponibles para hacer frente a la deuda”.

Para conocer más sobre cinco de estas opciones, consultamos a Luscombe y Shawn Spaulding, un abogado fiscalista de San Marcos, California. Como siempre, sus consejos constituyen solo su opinión informada. Si usted se encuentra en una situación en la que enfrenta dificultades para pagar los impuestos que debe, le aconsejamos que busque a un profesional tributario calificado para ayudarle a tomar las mejores decisiones para su caso particular. También puede aprender más sobre las opciones de pago de impuestos en el sitio web del IRS.

Esto es lo que nos dijeron:

1. Obtenga una prórroga. En muchos casos, el IRS estará en total disposición a ampliar su plazo límite para pagar. “Si no puede pagar la factura en el momento debido, pero cree que puede hacerlo en un plazo de 120 días, y si debe menos de US$ 100,000, puede solicitar una prórroga administrativa a corto plazo”, comenta Luscombe.

2. Solicite un préstamo para pagar. Si requiere más de 120 días, puede considerar la posibilidad de solicitar un préstamo bancario, posiblemente mediante el valor de la vivienda, o incluso con su tarjeta de crédito. Para reducir la carga de intereses de esta última opción, puede transferir lo que debe a una nueva tarjeta con un tipo de interés inicial favorable. “Aunque contraer una deuda para pagar otra podría no parecer una buena opción al principio, la tasa de interés y los cargos aplicados por un banco o por el emisor de la tarjeta de crédito podría ser menor que los intereses y recargos aplicados por el IRS”, dice Luscombe. “Los pagos a las tarjetas de crédito deben hacerse de manera electrónica, comúnmente mediante un software fiscal personal o de un preparador de impuestos profesional”.

3. Declare dificultades. Al ser declarada lo que el IRS llama una cuenta “actualmente no cobrable”, usted recibirá un aplazamiento del pago oficial si puede demostrar que hacer frente a lo que debe al IRS le impedirá cubrir sus gastos de subsistencia básicos. “Ser ‘actualmente no cobrable’ no significa que la deuda desaparezca”, de acuerdo con lo que dice el IRS en su sitio oficial. “Significa que el IRS ha determinado que no puede costear el pago de la deuda en este momento. Los recargos e intereses continuarán acumulándose hasta que haya pagado la deuda en su totalidad”.

En este caso, el IRS solicita a los candidatos que llenen una Declaración de Información de Cobro y presenten pruebas de su estado financiero, lo que debe incluir detalles sobre sus activos, ingresos mensuales y gastos. “En general, un estado de dificultad financiera evitará embargos y suspensiones por 12 meses”, comenta Spaulding. “Aun así, si debe más de US$ 10,000 dólares, el IRS registrará un gravamen en el condado en el que vive, inmediatamente después de aprobar el estado de dificultad”.

En cuanto a cómo determina el IRS los casos de dificultad, el organismo generalmente evalúa a lo que ascenderían los gastos mensuales razonables permisibles. “En otras palabras, no puede argumentar un pago de US$ 3,000 al mes para un automóvil”.

4. Solicite una “Oferta de regularización” En circunstancias especiales, el IRS aceptará menos del total del monto adeudado. “Esto sucede generalmente cuando los contribuyentes demuestran que nunca se podría cobrar la totalidad del adeudo o si se disputa el monto que se debe”, dice Luscombe. “Pero ninguna de las partes quiere recurrir a una batalla legal para resolver el problema”. Para hacer la solicitud, todas las declaraciones deben estar al día, y usted no puede ser parte de un caso abierto de bancarrota.

5. Entre en un plan de cuotas. Si no puede calificar para una oferta de regularización, puede alargar los pagos (si el total es inferior a US$ 50,000) hasta en 72 cuotas mensuales. “Usted hace esto directamente a través de la Cámara de Compensación Automatizada y evita la presentación de un gravamen, embargos y exacciones”, dice Spaulding. “Para ser elegible, no es necesario que proporcione los datos financieros completos, como estados de cuentas bancarios, talones de pago y facturas, como en el caso de una oferta de regularización o un estado ‘no cobrable’”. Se aplican una serie de tarifas para el usuario. Como en el caso de una oferta de regularización, todas las declaraciones deben estar al día y no puede formar parte de un caso abierto de bancarrota.

Cómo evitar tener que pagar impuestos el próximo año

Obviamente, querrá evitar este suplicio dentro de un año. Spaulding sugiere estos 3 pasos:

Verifique su W-4. Debe asegurarse de que sus exenciones están enumeradas de forma correcta. “Si hay demasiadas, su empleador no podrá retener suficientes impuestos y usted quedará debiendo”, dice Spaulding.

Sea cauteloso al retirar dinero de su 403(b) y otros planes de retiro. Si se encuentra en una situación difícil y necesita ese dinero, reserve lo suficiente para pagar los impuestos que correspondan. “Ya que esas cuentas se financian con dinero antes de impuestos, todo el dinero que retire probablemente estará sujeto a impuestos sobre la renta, más una multa del 10% en la mayoría de los casos”, comenta Spaulding.

¿necesita ayuda? contáctenos