¿Ya está registrado?

Por favor ingrese su correo electrónico y contraseña para acceder a su cuenta

¿Olvidó su usuario o contraseña?

¿No está registrado?

Obtenga todos los beneficios de su membresía en SEIU. ¡Regístrese ahora!

Registrarse
Si conseguir un auto nuevo está en su lista de cosas esenciales durante estos tiempos difíciles, piense en estos consejos para una experiencia de compra inteligente.

Cómo reducir sus gastos mensuales

Echar una mirada cuidadosa a las facturas de sus proveedores de servicio puede revelar formas ocultas de recortar gastos sin perder beneficios.

Por SEIU Member Benefits

Claves

  • Aunque los gastos mensuales pueden parecer muy rígidos e inflexibles, hay formas de recortar muchos de ellos.
  • Ahorra dinero encontrando alternativas más baratas a sus servicios actuales, buscando ofertas y más.

A medida que el COVID-19 se expande por el planeta, crece la incertidumbre sobre cuál será su real impacto. Pero está claro que va a cambiar nuestras vidas de muchas maneras, incluyendo nuestra situación financiera de corto y largo plazo.

Una economía tambaleante en la agonía de una pandemia va a causar dificultades a mucha gente. Los estudios recientes muestran que muchos estadounidenses viven al día.

Recortar va a ser una necesidad para mucha gente para llegar a fin de mes. Reducir el gasto total es una táctica, y en su momento puede ser más fácil renunciar a lujos y gastos extras, usar cupones, comprar ofertas y aprovechar programas de beneficios.

Pero siempre es una buena idea examinar sus gastos fijos. Las cuentas mensuales parecen fijadas rígidamente e inflexibles a la baja, pero hay varias maneras de reducirlas –o eliminar servicios que ahora son gastos innecesarios– para aliviar tu carga financiera mensual.

Comienza por determinar qué estás pagando ahora, sugiere la abogada Attorney Leslie H. Tayne, fundadora de Tayne Law Group, P.C., en New York, y experta en consumo y negocios, especializada en manejo de deudas, resolución de deudas y quiebras. “Si no estás controlando tus gastos, comienza ya mismo.”

Recorrer tiendas puede llevar su tiempo, pero es la mejor forma de buscar precios adecuados y determinar qué obtienes por lo que pagas, dice R. Joseph Ritter, Jr. CFP® presidente y fundador de Zacchaeus Financial Counseling, Inc., en Hobe Sound, Florida, una organización sin fines de lucro que atiende a personas de bajos ingresos o gente que atraviesa una crisis financiera. “Esto se aplica a la televisión por cable, los paquetes telefónicos, el seguro del auto y muchos otros servicios y gastos recurrentes”, dice.

Los blogs, libros y sitios web que ofrecen listas de precios y ofertas pueden brindar una ayuda limitada, pero recuerden que son “fuentes de segunda mano”, dice Ritter. “No debe uno confiar en que representen con exactitud la posición de una empresa.”

Primero, reducir la grasa

Para empezar, controla tus gastos actuales y tus planes por servicios redundantes. Tayne sugiere: “Por ejemplo, si estás pagando un teléfono celular, ¿también necesitas una línea fija? Si tienes una cuenta de Netflix y otra de Hulu, ¿crees que podrías prescindir del cable?”

¿Estás afrontando pagos mensuales que podrías eliminar? Mucha gente alquila el módem que le brinda el servicio de internet y cable a un costo de hasta $ 100 por año, dice la experta en tecnología digital Kim Komando. “Perfectamente puedes comprar ese mismo módem a $ 100 y ahorrar ese gasto mensual en el futuro.”

Si recibes alertas por haber sobrepasado el límite de tu abono telefónico, mira detenidamente cómo lo estás usando. Cuando Komando chequeó el celular de su hijo, encontró que los excedentes provenían de acceder a YouTube mediante su línea celular en lugar de hacerlo por WiFi. “Está configurado por defecto de esa manera”, explica.

Y todas esas notificaciones de Facebook usan datos del celular, podrías ahorrar dinero apagando las notificaciones mientras estás viajando y esperar hasta conectarse nuevamente al WiFi.

Además, evalúa nuevamente los servicios que usas para ver si podrías librarte de algunos. “Mi familia y yo “cortamos el cordón” y nos liberamos de la TV por cable”, afirma Dennis Restauro de Baltimore, Maryland, que escribe en un blog, Grounded Reason, sobre tecnología (enlace: https://www.groundedreason.com/)  “Es una muy buena manera de conseguir unos $ 100 por mes, y mi familia y yo no lo extrañamos para nada”, afirma.

El paso siguiente: buscar alternativas más económicas

TV por cable vs. opciones online.  “Muchos amigos están dejando el cable porque la tarifa es muy alta”, dice Komando. Es particularmente notable cuando la gente se da cuenta de que está pagando por montones de canales que no mira. En promedio, la gente mira un total de alrededor de 11 canales, mientras que la mayoría de los paquetes incluyen unos 200 para elegir. O directamente te das cuenta de que no ves TV en absoluto.

Ahora hay muchas opciones para reemplazar esos paquetes de TV por cable tan caros. Por ejemplo las antenas HD que toman transmisiones de aire que se pueden extender desde unas pocas millas hasta 30 millas desde la antena de transmisión, dice Komando. Antes de comprar una antena, ella recomienda chequear TVfool o un servicio similar para ver qué canales podrías ver, cuán lejos te encuentras de los transmisores, cuán fuerte son sus señales, en qué dirección apuntar tu antena y otros detalles útiles.

Accesorios de streaming tales como Chromecast, AppleTV, Amazon FireTV y Roku conectan tu TV a Internet. Los precios comienzan en USD$35, pero puedes conseguir descuentos en mayoristas tales como BestBuy cuando compras a través de SEIU℠ Click & Save.

Luego de que tu accesorio está conectado, te suscribes (por un monto adicional) a servicios tales como Netflix, Hulu o Amazon Prime, dependiendo de qué soporte tu accesorio y qué programación deseas. Muchos servicios de streaming ofrecen pruebas gratuitas por las que puedes ahorrar algo más de dinero al comenzar.

Ordenar las opciones puede ser confuso, aún para una experta en tecnología como Komando, por eso ella creó una tabla comparativa de equipos de streaming que mantiene actualizada junto con una comparación de servicios de streaming para ayudarte a dar de baja el cable.

Aclara que para acceder a los servicios de streaming, podrías no necesitar un accesorio si tienes un Smart TV: “La razón por la que se llaman Smart es porque se conectan directamente a Internet”

Komando recomienda hacer una lista de qué te gustaría mirar y a partir de ello buscar una solución por la que puedas acceder a ello. Por ejemplo, si te gustan los estrenos, Amazon Prime, Amazon FireTV o AppleTV serán una mejor opción para vos que Netflix.

“Mira antes de comprar”, advierte Ritter. “Hulu, Netflix, Amazon y otros te muestran en sus sitios las series y películas que ofrecen,” Asegúrate de que las opciones son reemplazos convenientes a lo que ahora tienes y que cuesten menos que tu suscripción actual.

Aunque el costo es un factor, asegúrate de que tu decisión se ajuste a lo que tú y tu familia desean, necesitan y los haga felices. Y sus preferencias podrían cambiar con el tiempo: “A medida que la familia crece, podrías necesitar más canales con calificación G que canales deportivos”, afirma Tayne. Reconsidera tus prioridades cada vez que analices un cambio.

Abono del celular. El servicio celular puede agregar la enormidad de unos $ 110 a tus gastos mensuales, dice Komando.

Un teléfono sin abono podría ahorrarte un montón de dinero. Solía ocurrir que tus únicas opciones fueran un mal teléfono de poco costo o un teléfono bueno y caro, pero hoy hay buenas alternativas, afirma Komando. Cuando compres celulares y servicio, primero enumera cuántos teléfonos necesitas y cómo tú y tu familia los usan, dice. Entonces vas a poder determinar qué tipo de plan necesitas.

Resume los pros y las contras de cada plan que te interese, dice Tayne, y entonces haz una comparación punto por punto para ayudarte a ver las compensaciones para el ahorro de cada programa. “Hacer las preguntas correctas también ayudará”, advierte Tayne. Por ejemplo: ¿vale la pena correr el riesgo de un plan que sea USD$ 10 más barato que el actual pero con el que tal vez excedas los datos permitidos?

Pólizas de seguros. Podrías estar enamorado de tu actual agente de seguros, pero si necesitas ahorrar contacta a otro agente por un presupuesto, sugiere Ritter.

“Esta es un área en la cual hacer la tarea realmente vale la pena”, dice Tayne. Podrías calificar para alguno de los múltiples descuentos que ofrecen las compañías de seguro pero no publicitan. Por ejemplo, tu seguro podría ofrecer un descuento si tomas un curso online, o si conservas buenas notas en la escuela. Podrías ahorrar de un 5 a un 15 por ciento en premios anuales comprando una o más pólizas de la misma empresa de seguros como seguros automotor y hogareño.

Pedir una oferta mejor

“No asumas que tienes la mejor oferta”, advierte Ritter. Es rendidor buscar porque los precios cambian y las empresas hacen ofertas por tiempo limitado.

Trata de negociar una mejor tarifa con tus actuales proveedores de servicios, sugiere Komando. Averigua si la competencia está ofreciendo mejores precios. Luego llama a tu compañía y “explícales que sus costos son muy altos y que necesitas comenzar a ahorrar”, aún si eso significa cambiarse a la competencia que ofrece mejores precios.

Pregunta si ellos ofrecen descuentos a veteranos, jubilados o educadores, dice Tayne: “Podrías sorprenderte de los descuentos que podrías obtener si te tomas el tiempo de averiguar”. Chequea si tienen un plan económico o descuentos por formas de pago “sin papeles”.

Lee la letra chica

Algunas veces ahorrar “es solo un tema de cambiar de proveedores”, dice Tayne. “Tarde o temprano podrías descubrir que un proveedor diferente de cable o celular te ofrecerá el mismo paquete que tienes ahora por menos dinero, pero es importante leer siempre la letra chica para asegurarte de que estás al tanto de los términos en cuanto a los períodos de permanencia”

Para terminar

Tienes que invertir tiempo y esfuerzo para que cualquier estrategia de ahorro funcione. Lleva trabajo en el hogar, investigación y compras comparativas, pero puedes hacerlo, y vas a ser quien coseche los beneficios. Pequeños recortes aquí y allá se irán sumando, y cada poco que puedas ahorrar ahora ayudará a aliviar tus obligaciones mensuales.

ícono etiqueta de precio
DESCUENTOS
TrueCar

Ahorre $3,026 en promedio en el MSRP1 de su siguiente auto con TrueCar

ícono alcancía
BENEFICIOS EXCLUSIVOS
Calculando tasas

Programa De Seguros Para Automóviles y Viviendas De SEIU

Proteja su hogar y vehículos a precios competitivos.

¿necesita ayuda? contáctenos