¿Ya está registrado?

Por favor ingrese su correo electrónico y contraseña para acceder a su cuenta

¿Olvidó su usuario o contraseña?

¿No está registrado?

Obtenga todos los beneficios de su membresía en SEIU. ¡Regístrese ahora!

Registrarse
Seis razones por las que (probablemente) necesitas un asesor financiero

Seis razones por las que (probablemente) necesitas un asesor financiero

¿Tienes bajo control tus finanzas para hoy, mañana y el resto de tu vida? Nosotros tampoco. Pero sabemos quién puede ayudarte: un asesor financiero.

Los asesores financieros son profesionales calificados que analizan tu salud financiera, identifican posibles brechas y proporcionan las herramientas para ayudarte a tomar decisiones que te permitan alcanzar tus objetivos financieros de corto, mediano y largo plazo. Mientras que puedes sentirte seguro sobre cómo administrar el dinero por tu cuenta, un asesor puede brindarte una mirada objetiva sobre un tema a menudo emocionalmente complejo. Así como podrías llamar a abogados, doctores o mecánicos de automóvil por su educación y experiencia, un asesor financiero tiene las habilidades para ayudarte a sacar el máximo partido de tu vida financiera.

A continuación te presentamos seis escenarios que podrían ser la causa para llamar a un profesional...

1. Acabas de empezar. Si estás recién egresado de la universidad e ingresando en la fuerza laboral a tiempo completo por primera vez, puede que necesites planificar objetivos como crear un presupuesto viable, pagando la deuda estudiantil y ahorrando para el pago inicial de una vivienda. Un asesor puede ayudarte a empezar con el pie derecho.

2. Fuera de control. Si sientes que tu vida financiera está yendo más allá de tu control (quizás tienes una deuda creciente, no tienes ningún ahorro, o simplemente tienes problemas para gestionar tu flujo diario de dinero en efectivo) es el momento de obtener una opinión profesional sobre por qué tus finanzas están fuera de control. Los asesores no necesitan que “lo tengas claro”; de hecho, es justamente lo contrario, ellos están para ayudarte a controlar tus finanzas sin importar el estado en que se encuentren.

3. Y llegan los bebés...Si vas más adelante en la vida, es probable que tengas otras responsabilidades y posibles obligaciones. Si tienes hijos, lo más seguro es que estés preocupado por pagar su educación, por no hablar de su crianza. Puede que te preguntes si tú y tu cónyuge (o pareja) tienen un seguro de vida suficiente (solo por si acaso), o si están obteniendo el mayor provecho de las normas de impuestos. Tu asesor puede ayudarte a entender estos asuntos con asesoramiento sobre inversiones, planificación de jubilación y (más adelante) planificación de sucesiones.

4. Nada más que deudas. Puede que te encuentres llevando un estilo de vida que excede tu ingreso. Tal vez estás usando frecuentemente tarjetas de crédito para las compras generales, pero no puedes pagar el saldo completo cada mes. Quizás los gastos inesperados parecen venir siempre, obligándote a pagar con esas tarjetas de crédito. Estos podrían ser signos de que es el momento de conseguir ayuda externa. Un asesor financiero puede determinar a dónde va tu dinero, ayudando a organizarte. Ellos pueden mostrarte cómo los gastos a corto plazo afectan tus metas de largo plazo y ayudarte de nuevo a tomar el rumbo adecuado.

5. Cambios. Si has experimentado un cambio importante en la vida, como el matrimonio, nacimiento (o adopción) de un hijo, o la pérdida de un cónyuge o de otro ser querido, no esperes a que las cosas “se calmen” por sí mismas para empezar a planificar (ellas nunca parecen hacerlo). Un asesor financiero puede ayudarte a tomar decisiones financieras inteligentes en medio del caos (y ayudarte a seguir con tu vida).

6. No eres rico (ni famoso). Los asesores financieros son como entrenadores personales para tus finanzas (sin importar cuántos ceros hay en tu cuenta bancaria). Los asesores calificados te ayudarán a determinar el camino correcto para llegar desde donde estás hasta donde deseas llegar. Ellos te ayudarán a negociar los aspectos financieros difíciles de la vida y mantenerte informado para que así puedas sentirte cómodo sobre tu futuro.

En resumen

Muchas personas piensan que los asesores financieros solo enriquecen a los ricos, pero un profesional calificado puede ayudarte en cualquier etapa de tu vida financiera. Puede ser difícil admitir que se necesita ayuda, pero la alternativa puede ser dura y costosa la lección. Siéntete orgulloso de tu determinación para controlar tus finanzas, y saca ventaja de lo que un asesor financiero te puede enseñar: habilidades sólidas que te servirán para toda la vida.

1022888-00001-00

¿necesita ayuda? contáctenos
ícono alcancía
CONSEJOS FINANCIEROS
Calculando tasas

Bases para la creación de una estrategia financiera

Es fácil ver aumentar tus gastos mensuales mucho más allá del presupuesto mensual. Pero que no cunda...